miércoles, 1 de julio de 2015

Capitán América Vol.7

P00001 - Captain America v7 #1

Nuevo volumen del Centinela de la Libertad, con el espectacular equipo creativo formado por Rick Remender y John Romita Jr.

Anteriores:

Sin un país que proteger y sin aliados con los que contar, ¿qué le queda al Capi?

Steve tiene una importante charla con la Agente 13, pero que debe ser pospuesta para ir a una misión que en principio no parece tan compleja, pero que lo llevará más lejos de lo podría imaginarse.

Le tienden una trampa que le llevan secuestrado a la dimensión Z, una dimensión creada por Zola, para sus atroces experimentos científicos…

Idioma: Español.
Editorial: Marvel 
Año: 2013-2014 
Guion: Rick Remender 
Dibujo: John Romita Jr 
Tradumaquetadores:  (AT Comics)
Archivos: 25  
Formato: CBR    
Tamaño: 569 Mb

P00002 - Captain America v7 #2P00003 - Captain America v7 #3P00004 - Captain America v7 #4P00005 - Captain America v7 #5P00006 - Captain America v7 #6P00007 - Captain America v7 #7P00008 - Captain America v7 #8P00009 - Captain America v7 #9P00010 - Captain America v7 #10P00011 - Captain America v7 #11P00012 - Captain America v7 #12P00013 - Captain America v7 #13P00014 - Captain America v7 #14P00015 - Captain America v7 #15P00016 - Captain America v7 #16P00017 - Captain America v7 #17P00018 - Captain America v7 #18P00019 - Captain America v7 #19P00020 - Captain America v7 #20P00021 - Captain America v7 #21P00022 - Captain America v7 #22P00023 - Captain America v7 #23P00024 - Captain America v7 #24P00025 - Captain America v7 #25

Descarga:

    martes, 30 de junio de 2015

    Divina Intervención

    000

    Marc Graham, un asesino a sueldo conflictivo, raramente podría ser considerado como un héroe. Las cosas cambian cuando se ve envuelto en un ancestral conflicto entre la agencia de los templarios, una organización clandestina que protege poderosos artefactos de caer en malas manos, y de las extrañas y demoníacas fuerzas que buscan controlar el mundo.

    Después de ganar misteriosos y angelicales poderes por un raro accidente, Marc debe adentrarse en un nuevo y peligroso nuevo mundo donde es buscado por mortíferos monstruos que no se detendrán ante nada para poseer y controlar dichos poderes.

    Mientras Marc lucha al lado de la agencia de templarios y busca la redención, se tendrá que preguntar si esta transformación fue un simple accidente o un acto de divina intervención.

    Idioma: Español.
    Editorial: Arcana Studio 
    Año: 2011
    Guion: Frank J Barbiere 
    Dibujo: J.C.  Grande 
    Tradumaquetadores: Mastergel [CRG
    Archivos: 1 Tomo de 65 Paginas 
    Formato: CBR   
    Tamaño: 30.2 Mb

    002003004

    Descarga:

    Reseña: Superman para todas las Estaciones


    SUPERMAN: PARA TODAS LAS ESTACIONES

    Fecha de Publicación: Septiembre - Noviembre, 1998
    Guión: Jeph Loeb.
    Dibujo: Tim Sale.
    Color: Bjarne Hansen.
    Reseña: Ñoño Cool

    "En momentos así, a menudo no es fácil recordar que a menudo encontramos recompensa mediante la adversidad. Que, en crisis, hombres y mujeres se definen por su comportamiento. Y aunque pueda que las hojas de un árbol estén marrones, y luego caigan, llegará la primavera. En la que ese mismo árbol se llenará de hojas. Fortalecidas por la prueba del invierno. Debemos estar agradecidos por las estaciones, no importa lo crueles que puedan parecer. Pues es solo mediante su paso que podemos apreciar en verdad el futuro.

    Después de haber reseñado “Marvel Colors” con “Spiderman: Blue”, “Hulk: Grey” y “Daredevil: Yellow” para la página, saben mi gusto por los comics provenientes de la dupla brillante que son Jeph Loeb y Tim Sale; un equipo creativo que guarda un lugar especial en la –ahora tristemente inexistente debido a fuerzas externas – repisa comiquera de mi cuarto. Obras de la calidad de “El Largo Halloween”, “Lobezno/Gambito: Víctimas”, “Investigadores de lo Desconocido”, “Catwoman: When in Rome” y la misma trilogía de Colores descansaban con orgullo ahí, siendo leídas y releídas al pasar de los años, pero ninguna era hojeada con más regularidad y con más cariño como la que ocupa la reseña de hoy: “Superman for All Seasons”.

    Con más de 70 años de vida, Kal-El ha pasado por la mano de todo tipo de guionistas, desde los que no tenían ni la más pequeña idea de a quién se suponía debían escribir, a los que mejor comprendieron al personaje. Con duplas de la talla de Siegel-Shuster, Moore-Gibbons, Johns-Frank, Millar-Johnson, Jurgens-Breeding, Waid-Ross y Busiek-Immonen y por supuesto la legendaria Morrison-Quitely con su All-Star Superman. Todos estos grandes han entregado algo de si para transformar a Superman en ese ícono cultural a nivel global que es el día de hoy. Y como no, la dupla dorada de Loeb y Sale también tuvieron su parte que jugar en este proceso con una de las miniseries más brillantemente escritas y dibujadas no solo sobre el personaje sino que en cuanto a comics en general.

    El joven Clark Kent comienza ese camino que todo adolescente debe hacer hacia la edad adulta, tomando responsabilidad de su vida y sus acciones, esa etapa donde muchos deben decidir cuál será su futuro. Pero Kent no es solo el hijo de unos amorosos granjeros, sino que tiene asombrosos poderes con los que es capaz de hacer virtualmente cualquier cosa. Así que en su horizonte tiene dos opciones, quedarse como granjero de Smallville junto a su familia, vecinos y la mejor amiga de su niñez por un lado, y por el otro está su “destino”: salvar al mundo como Superman. Y no es una decisión fácil.

    Una pequeña e íntima historia que juega a lo minimalista mientras es contada por cuatro diferentes narradores, personajes secundarios que tienen una conexión directa con Kal-El. Cada narrador está a cargo de cada una de las estaciones en esta historia dividida en cuatro números, Jonathan Kent para la primavera, Lois Lane en el verano, Lex Luthor el otoño y el invierno finaliza con Lana Lang -todos cuyos nombres cumplen con la típica “L L” de los secundarios del kriptoniano - mientras todos aportan su visión de quien es Superman.

    Cada punto de vista así como las naturalezas de aquellos que los emiten están perfectamente representadas, y con una carga personal y emocional en cada una de sus palabras. Todos ayudan a ahondar tanto en el lado humano como superheróico del kriptoniano, y gracias a que son formas diversas e incluso contrarias de explorar a Superman, dotan de mayor profundidad a esta obra.


    Como toda colaboración de Loeb con Tim Sale, son las emociones y los sentimientos los que juegan un rol primario en la narrativa. La familia, amigos, parejas, el miedo a lo desconocido, y el querer encontrar un lugar en el mundo son lo que prima por cualquier escena de acción, que solo están al servicio de avanzar la historia para poder seguir analizando las motivaciones, relaciones, carácter, mentalidad, miedos y frustraciones de cada uno de los personajes que componen el relato.

    Y la vida en la pequeña Smallville también está genialmente lograda, todos se conocen entre ellos, cada cosa pequeña importa, todos los jóvenes sueñan con un futuro más grande y significativo en la gran ciudad de Metrópolis pero al hacerse mayores se dan cuenta del valor enorme que tiene una ciudad como en la que viven. Establecer esta mentalidad del pueblo en la narrativa nos ayuda a comprender de mucha mejor manera el contexto donde se crió y educó Clark, porque sus padres tal como todos los demás habitantes insistían en inculcar valores como el respeto al otro, la solidaridad y hacer lo mejor que puedas con tus capacidades a sus hijos. Por este motivo Clark se da cuenta que sus “capacidades” exceden por mucho las de cualquier otro, y para esforzarse en hacer lo mejor que pueda con ellas por el bien de los demás debe abrazar completamente su destino.

    "Hay lecciones que todos tomamos no solo para hacer el bien, sino para inspirar el bien en otros.” es una de las cosas que Clark aprende en su hogar, y una de las cosas que más se le queda grabada a fuego como pilar para construir su futuro ser. Establecer Smallville como una entidad ayuda perfectamente a hacer más creíble la personalidad de nuestro héroe.

    Y si hablamos de establecer una personalidad con gran maestría, Lex Luthor simplemente se luce aquí. Nuestro antagonista es un hombre que gracias a las lecciones de su padre es incapaz de comprender los motivos e intenciones de Supes, pues para alguien que desea alcanzar la máxima posición social y de poder, alguien que desea ser alabado como un dios entre los mortales por sus logros, alguien cuya ambición monetaria e intelectual lo definen, Superman no es más que algo que le recuerda que él es otro más de los mortales a quien mira tanto en menos y el verdadero dios vuela en mallas rojas y azules por Metrópolis.


    Lex envidia a Superman porque es lo que él jamás podrá ser, a pesar de su masivo intelecto y poderío económico. Además este alien se entromete en todo lo que no le importa, mete su nariz en asuntos humano como si el desgraciado fuese uno más de ellos cuando obviamente solo se burla de nosotros al hacernos pensar que unos insectos le preocupamos al dios solar. Es esta rabia la que empuja a Luthor, cuando Superman se ríe en su cara y lo desafía entiendes de donde viene, casi… casi lo compadeces, hasta que claro, para poder volver a demostrarse superior por cualquier medio posible termina poniendo a inocentes en riesgo de muerte – a pesar de que el riesgo estaba calculado -, venciendo incluso en una ocasión al kriptoniano usando la mente por sobre la fuerza. Toda su cruzada por restaurar su ego dañado será la gran barrera a superar que Clark debe enfrentar para poder estar completamente realizado como héroe. Sinceramente un villano de temer.

    “Superman para todas las estaciones” es simple y llanamente una obra maestra. Loeb nos trae un guión cuidado, adulto, que propone dilemas que se sienten reales y desarrolla de gran manera los personajes, me atrevería a decir que en sus 200 y tantas páginas no hay una palabra desperdiciada, todo está 100% calculado para crear un guión de altísimo nivel que explore a Superman y quienes lo rodean.

    Otra cosa a destacar es el trabajo de la segunda mitad de la dupla de oro: el dibujo de Tim Sale. Abres la primera página de este comic y de inmediato notas la importancia que el apartado visual tendrá en la historia, y es que por mucho que alabase a la construcción y desarrollo de personajes y los diálogos en punto; es el arte quien es gran protagonista.

    Tal como todos los trazos de Sale rebosa de mucha personalidad, y en este caso es menos tosco que en Daredevil: Yellow, presentándonos a un Superman ligeramente chocante en un comienzo, pues su barbilla es enorme y ancha, además de contar con un torso gigantesco; pero al avanzar no solo te acostumbras a este diseño sino que hay un punto donde su diseño comienza a gustarte e integrarse en tu mente.

    La vida con la que logra dotar a cada uno de los lugares en los que nos movemos es fantástico, con varias splash-pages que plasman con fuerza la grandeza de Superman y marcar la diferencia entre los paisajes y las 4 estaciones del año a las que hace referencia el título. Smallville es esa Norteamérica de los comerciales de los años 50, la de “tartas de manzana y granas amarillas”, un paisaje rústico que se contrapone con una ciudad repleta de rascacielos que llegan a las nubes y pavimentos relucientes por los suelos, esta Metrópolis más que la del comic luce como la de la película del mismo nombre dirigida por Fritz Lang. Y ambos paisajes se sienten totalmente vivos y únicos.

    La narrativa visual en cuanto a composición de viñetas, posicionamiento de personas en los cuadros, y sobre todo en cuanto al movimiento de cada personaje es fantástica. El lenguaje corporal de Lana Lang y Lois Lane es muy distintivo en cada uno, lo mismo Lex Luthor y Superman, todos tienen su propia identidad y sabor tanto por el guión como por el dibujo. Como se nota que estos dos son grandes amigos, porque su compenetración y simbiosis no podría ser mejor.

    Y en el caso del colorista Bjarne Hansen, pues creo que si bien realza de gran manera el dibujo de Sale entregándole mucha fuerza e identidad en especial a la hora de establecer el cambio de tono entre estaciones… pudo ser mejor. No es que sea malo ni mucho menos, lejos de eso, sino que todo está a un nivel tan alto que a pesar de que algo sea excelente, si este no se mantiene a ese nivel como que se nota. Hansen sigue siendo todo un “as” en cuanto a sus colores, eso sí.

    No hay para que decir que me la he pasado en grande leyendo este comic, lo he devorado al leerlo la primera vez, y en las releídas siempre lo hago lento y espaciado por días para saborearlo en todo su esplendor. Una historia motivadora, gentil, tierna, cautivadora y nada “ñoña”; un logro que solo puede nacer de la perfecta unión de Loeb y Sale donde nos demuestran que en el apodo del “Hombre de Acero” nuevamente es el “Hombre” y no sus poderes los que son lo importante, es su humanidad – irónicamente siendo un alien – lo que lo transforma en heroe y no el ser “más rápido que una bala, más fuerte que una locomotora o capaz de saltar un rascacielos".

    Una de las mejores historias que haya leído de Superman, que con su simple y minimalista entrega un poderoso mensaje de porque Clark Kent es quien es, y cuál es su rol en el mundo.

    9.5/10



    Post: Superman Las 4 Estaciones

    Nozoki Ana


    "Nozoki Ana" o "A Peephole" es una muy recomendable historia para adultos que cae dentro del género de Soft Hentai por sus escenas explícitas.

    Es un manga escrito e ilustrado por Wakou Honna, serializado en la revista Moba Man de la editorial Shōgakukan, y recopilado en 13 volúmenes editados entre octubre de 2009 y febrero de 2013.

    El manga comienza cuando Kido Tatsuhiko se muda a Tokio para asistir a una escuela de arte y comenzar una nueva vida. En su nuevo apartamento, hay un pequeño agujero en la pared. Al principio no se puede ver nada a través del pequeño agujero, pero una noche, al asomarse a través del agujero, vio a una joven masturbándose. Así es como comienza su nueva vida de aventuras, romance, sexo y total confidencialidad entre él y la joven Emiru Ikuno, la que lo amenaza con contarle a todos sobre su secreto.
    Gracias a SoulSucker por la sinopsis y enlaces.


    Idioma: Español
    Editorial: Shōgakukan
    Guión: Honna Wakou 
    Dibujo: Honna Wakou 
    Año: 2009-2013
    Género: Adulto, Ecchi, Romance, Soft Hentai.
    Capítulos: 116 (13 Volúmenes)
    Tradumaquetas: Kensoe Team
    Formato: CBR
    Tamaño: 1.37 GB




    Descarga:




    lunes, 29 de junio de 2015

    Fell Vol1

    Fell 000

    Templesmith y Ellis, juntos por primera vez en un proyecto tan inclasificable como incontestable.

    Warren Ellis (The Authority, Planetary, Trasmetropolitan) junto a Ben Templesmith (30 Dias de Noche, Criminal Macabre) nos traen la historia de Richard Fell, un detective de homicidios venido a menos, que busca empezar de nuevo su vida personal y profesional.

    Snowtown es una ciudad fundada por maníacos donde nada parece tener sentido y todo el mundo esconde algo. Incluso él.

    Idioma: Español.
    Editorial: Norma - Image 
    Año: 2005 
    Guion: Warren Ellis  
    Dibujo: Ben Templesmith
    Tradumaquetadores: nachof (CRG)
    Archivos: 1 Tomo de 170 Paginas (8 Numeros)  
    Formato: CBR   
    Tamaño: 20.3 Mb

    2360049-012360050-022360051-032360052-042360053-052360054-062360055-072360056-08

    Descarga:

    Reseña: Pessoa & Cia.


    PESSOA Y CIA.

    Guion: Laura Pérez Vernetti
    Dibujo: Laura Pérez Vernetti
    Editorial: Luces de Galibó
    Año: 2011
    Reseña: Jaime Núñez Heredia.  

    Fernando Pessoa, portugués (nace en Lisboa, 13 de junio de 1888 – al 1935), su motivación principal será la escritura, en ella podrá ser: difuso, fragmentado, quebrado, infinito; pero por sobre todo múltiple, repartido como el universo que se expande contrayendo el vacío, formando materia, la inconmensurable materia, que todo lo envuelve, esparciéndose, en constante movimiento, como el pensamiento, inquieto e intranquilo que modifica el presente.

    Su frágil niñez estará marcada por el mezquino cariño de su madre, relegado por la muerte temprana del padre, su progenitora reparte el afecto entre sus nuevos hermanos y el padrastro. Aprende a vivir herméticamente en una colonia sudafricana, sin amor, su delicada alma buscará el aislamiento, con una estricta educación inglesa, se destacó principalmente en el dominio de idiomas y los ejercicios de redacción. Su anhelo es su patria  por ello tiene un fuerte vínculo con Portugal donde regresa el año 1905, viviendo con su abuela Dionisia que es enferma mental. Durante su modesta y simple vida, se envolverá en la timidez, temeroso retraído, errante, distante, buscando refugio para el olvido, anhelará trabajos que le permitan difuminarse entre la multitud: traductor, comerciante, cualquier oficio donde tenga la oportunidad de ser nadie, trabajos que son escusas, con las que puede sobrevivir, su única ambición será escribir, la infinita escritura, la escritos personales e íntimos,  puesto que sólo publica un libro en su vida, pero desde joven estará inmerso en el ambiente cultural de su país, escondido oculto redactando críticas en diversas revistas literarias, pero su verdadera vida está en la creación de una escritura secreta en donde le permite ser múltiple. 

    Luego de una solitaria muerte derivada por el alcohol a los 47 años, se descubrirá en un baúl, diversos escritos develando su mayor secreto, sus diversas vidas, confrontándose, chocando y expandiéndose, hasta la eternidad. “Todos tenemos dos vidas, nos dice  (…) en un sustrato de niebla; la falsa, que es la que vivimos en convivencia con otros, que es la práctica, la útil, aquella que acaban por meternos en un cajón”. En lo personal me gusta la imagen de un poeta inconmensurable que en sus papeles siembra redes variadas y que sigue aumentando en la actualidad, como si tras la niebla de Portugal se ocultara Pessoa escribiendo en secreto para nosotros, multiplicándose, regenerándose hasta  el presente, sus creaciones poéticas son voces disgregadas, buscan el aliento del hoy, sus textos continúan comunicándose, creando y existiendo en sus papeles. 

    Fernando Pessoa, tiene la ambición de una de los más deseosos proyectos poéticos de la literatura, la formación de una literatura universal con su escritura, por ello, crea un gran número de escritores que se desprenden de él mismo, como si intentara, y en cierto sentido lo cumple, la creación de toda la poesía, desgajada de su ingenio, desde su pensamiento nace todo un arsenal poético infinito, por ello establece poetas disímiles, contradictorios únicos, todos impulsado de su inspiración. 

     Cabe recordar que el teórico Mijaíl Bajtín (1895 – 1975), crítico literario, y filósofo del lenguaje, plantea en el centro de su teoría que en cierta literatura está compuesta por múltiples voces que entrecruzan, mezclan, emergen para dar sentido y profundidad a la escritura, el teórico llama a este procedimiento polifonía de voces, que ensayan la creación de un universo único en el texto, capaz de mostrar y ocultar la realidad escrita, desde diversos puntos de vista. Pero Pessoa lleva el procedimiento polifónico hacia el límite y por supuesto lo traspasa, no se trata en sentido del portugués de plasmar muchas voces, sino la creación de múltiples escrituras, únicas y contradictorias en donde cada poeta, encierra un universo infinito dentro de su propia voz. Heterónimos se les llama como denominación clásica. Pessoa creador de heterónimos, suena crudo, simple, ajeno, escueto a veces, puesto que su escritura no tiene clasificación, sus escritos como  diversos cosmos en sí mismo, múltiples en expansión e inmensos, que chocan y se contraen formando un mundo tan propio como único.

    Sus creaciones de poetas (heterónimos) de mayor relevancia están compuesta por: Ricardo Reis; poeta clásico, defensor de la tradición poética, pagano por excelencia, su poética se extiende desde Grecia, donde busca los materiales de su escritura. Alberto Caeiros; el campesino retraído, parco, humilde encerrado en su campo que será su mundo, poeta filosófico metafísico, establece su pensamiento desde él, su razonamiento se expresa en forma de poemas. Álvaro Campos; poeta existencialista que busca consuelo en una modernidad deprimente, su habitad es la ciudad centro del desánimo, por ello su escritura será la poca pertenencia, la búsqueda inconforme de un espacio propio. Bernardo Soaraes; escritor desencantado, escribe como si fuera una respiración, como si la escritura fuera parte de su existencia.  

    El magistral cómic Pessoa & Cia, dividido en las vidas del poeta tiene un muy buen comienzo, propone la “verdadera” vida de Pessoa como un fragmento imaginario, tan irreal como sus heterónimos, o reales como sus escritores creados, en donde se mezcla  la biografía “la supuesta realidad del autor”, como una fantasía o como una ficción. Todo ilusión, con dibujos desproporcionados, irreales, con grades ojos, inexpresivos con fondos falsos, pero como en un mágico sueño, que sabemos que es irreal, pero que nos dejamos acariciar por su encanto onírico. 

    Tras hacer un breve repaso de la vida del poeta, nos adentra en el inagotable universo de la escritura de sus heterónimos, en las Nubes el primer fragmento poético, plasmado en el cómic, nos muestra el desaliento (Álvaro de Campos) de un observador abrumado por la vida, donde todo es hastío, en un mundo triste, engañado por una felicidad vacía, ilusionado por la existencia de la modernidad que sólo nos lleva hacia la muerte. En la misma línea nos presenta otro fragmento llamado, La oficina amplia; donde se evidencia la infinita capacidad de escritura de Pessoa, nos adentramos en su mente creativa, nos dice en esta fracción, como su imaginación forma su liberación, la cual le permite construir mundos paradisíacos fuera de la realidad, pero constantemente asediado por el pesimismo de la realidad. La molesta cotidianidad, el trabajo sólo sirve para ahuyentar las deudas pero mata el espíritu, sobre todo cuando la responsabilidad es escribir para otros, por ello reflexiona diciendo que, escribir es mi cadena y mi redención, trabajo como todos, pero en mi escritorio me libero.

     Posteriormente en Mi familia nos narra; de manera personal el desapego el sentirse forastero, extraño, sin afectos, que lo forman como un otro ajeno, distante del mundo, melancólico por una vida de cariño, sin pertenencia, observado por un mundo lleno de cariño, forma su vida retraído y melancólico. Dentro de la Estupidez, otro poema visualizado en el cómic, el poeta alejado de la mundana estupidez, encuentra ingenio en la vulgaridad, la vida simple sin complicación sin meditación, esperando pequeños momentos de liberación, donde todo el mundo es responsabilidad. Por el contrario el narrador en su mente escapa tan veloz como el pensamiento y construye mundos antiguos llenos de magia, su espacio personal e ideal, la imaginación le permite ser todo cuando no es nada. 

    Posteriormente nos ilustra Lidia (Ricardo Reis) plasmando la sensación de un instante, un efímero amor, marcado por la fragilidad, del paso del tiempo y la decadencia, lo fragmentario de lo cotidiano, mirado por los ojos de dos enamorados, que disfrutan el instante como un consuelo del olvido, el amor es el calmante del tiempo que todo disuelve. Por último nos muestra dos fragmentos en Tránsitos; con un personaje (Alberto Caeros) arrojado hacia el destino caminante, errante deja su vida disolverse en el fuerte viento. Últimamente en Amar es pesar, nos dice que el amor es compañía, el deseo, el recuerdo, constituyen la vida, vivir es existir por otros o en el recuerdo de un pensamiento. 

    El cómic tiene la gran tarea de mostrarnos una de las escrituras más sutiles de la literatura, un poeta sumamente frágil, incómodo, pero por sobre todo relevante, por ello lo más rico del comic son los fragmentos poéticos visualizados por la autora, aunque sin ser dibujos maravillosamente excepcionales, se combinan a la perfección con los versos, los infinitos versos del portugués.   

    10/10 


    Entradas populares de la semana